Organizaciones que conversan, organizaciones que crecen

sillas

El aprendizaje social está sustituyendo a la formación formal en las empresas a pasos agigantados. Cada vez más estudios lo confirman, según el estudio “La revolución digital del talento conectado” que realizamos desde Humannova:

“Las tecnologías sociales son tecnologías que potencian la ges­tión del conocimiento y la comunicación, permiten la trasmisión de ideas y generan conversaciones. Serán las protagonis­tas de un nuevo tipo de aprendizaje que las organizaciones deben poder gestionar: el aprendizaje social.”

El aprendizaje social es conversar, conversar es transformar. Por ello desde RRHH debemos co-liderar la revolución que supone la digitalización de las organizaciones e incrementar nuestro papel,  asumiendo un nuevo rol que potencie las conversaciones entre profesionales, conectar mentes, conectar talentos, provocar la inteligencia colectiva que nos conduce a crear e innovar.

Reflexionando sobre ello andaba cuando me he topado en “La Contra” de hoy de La Vanguardia, la entrevista a Theodore Zeldin considerado una de las 40 personas cuyas ideas ejercerán mayor influencia en el nuevo milenio (Independent on Sunday) y autor de “Conversación” (Alianza Editorial), en el que escribe cómo la conversación transforma y cómo las personas podemos llegar a cambiar el mundo a través de ella.

Zeldin nos alerta que en buena parte de nuestras conversaciones se centran en  hablar de nosotros mismos; nos interesa más demostrar que tenemos razón que vencer la ignorancia, nos gusta escucharnos a nosotros mismos y ganar una discusión se ha convertido en un sustituto de descubrir la verdad.

Pero cuidado, conversar no va de un mero intercambio de información, conversar va de descubrir que tiene la otra persona en la cabeza. Cuando dos mentes se encuentran, se remodelan y cambian. Es de la relación entre dos personas dónde surge la emoción y la creatividad.

Conversar es aportar valor mutuo, eliminar arrogancias, cuestionar ideas, transformar pensamientos. Es en ese momento cuando aprendemos y nos desarrollamos intelectual y emocionalmente.

En plena era de la autogestión emocional y el autoconocimiento, Zeldin afirma que para crecer y evolucionar, no es tan importante el conocerte a ti mismo como conocer que hay fuera de ti, conocer cómo piensan los demás puede ser mucho más interesante. Pero ello es difícil de conseguir si no centramos de forma generosa nuestro foco en el otro.

Pero ¿cómo podemos contribuir desde RRHH a generar esas conversaciones transformadoras?

En gran medida esas conversaciones transformadoras son las que tienen lugar de forma espontánea, natural y fluida. No son forzadas ni responden a una estrategia de la dirección de la empresa. Surgen de forma mágica cuando el entorno y las personas acompañan pero …. podemos crear las oportunidades para que aparezcan.

Combinando acciones 1.0 con 2.0. Algunas ideas comentadas en otros post:

Gracias por llegar hasta aquí ¿Conversamos?

12 Respuestas a “Organizaciones que conversan, organizaciones que crecen

  1. Muy acertado Alicia, feliz año. Me ha gustado el tener presente a las otras personas para crear conversacion y como mezclar y unir lo presencial y lo digital. Ahora en mi búsqueda,de trabajo veo como oportunidad ofrecer a las pymes esa parte de gestión de personas en aspectos como los que señalas, que muchas veces en esos entornos más pequeños no se fomentan tanto y más en entornos líquidos como ahora. Me apunto al autor para el si 2015, no le conocía.
    Saludos Jesús Mari

    Me gusta

  2. Organizaciones que se enriquecen sin duda alguna gracias a la conversación. Imprescindible fomentar espacios de intercambio, analógicos, virtuales y combinarlos. Trabajar para conseguir organizaciones más horizontales en las que “el trabajo en equipo” no sea un storytelling sinó un storydoing.
    Me ha gustado el post para empezar el año con fuerza, arriba el 2015 lleno de retos y feliz año!!!

    Me gusta

  3. Como siempre me haces pensar y replantear. Bravo por este post!!.
    Cuanto perdemos por la arrogancia., por el egoísmo, por el miedo…. Devaluando nuestro conocimiento y el valor de nuestras organizaciones.

    Me gusta

    • Como siempre mil gracias por tus comentarios, me encanta que te pases por mi blog.
      Y si, creo que es un tema profundo para reflexionar, la arrogancia y el querer “ganar” debates nos hace estar más pendientes de nosotros mismos que de lo que podemos aprender de los demás y de descubrir “la verdad”, yo también lo pienso.
      Que tengas un feliz año

      Me gusta

  4. Hola Alicia. Me ha interesado mucho tu artículo. Te sigo desde hace tiempo, y disculpame si me permito añadir este comentario, quizá un poco largo, en relación al tema de la conversación.

    El poeta y científico Alemán Johan Wolfgang von Goethe, escribió un pequeño relato muy poco conocido titulado “El Cuento de la Serpiente Verde y la Bella Lirio”. En el mismo, el protagonista, la serpiente verde, busca y se alimenta de monedas de oro. Cada vez que las come, estas la hacen brillar, y a ella le encanta irradiar ese brillo. Pero siguiendo el rastro de las monedas, llega a unas profundas simas en las que se encuentra con las estatuas de Tres Reyes, uno de oro, otro de plata, y otro de bronce, que le preguntan a la serpiente sucesivamente: “¿Qué vienes buscando en estas profundas simas?”.. “El oro”, respondió la serpiente. “¿Y que es más importante que el oro?”.. preguntó el Rey de Plata… “la luz”, respondió, la serpiente. Finalmente, el rey de Bronce pregunto “Y que es más reconfortante que la luz”…. ” la conversación”, respondió la serpiente.

    A partir de esta respuesta se desencadena todo un proceso transformador que llega hasta el final del relato. Así es como Goethe a mediados del siglo XVIII describía de forma alegórica el poder de la conversación.

    Como indicas en tu artículo, la verdadera conversación y su potencia transformadora está aun por descubrir. Porque toda verdadera conversación nos permite experimentar una situación única y mucho más difícil de realizar individualmente, que es la contemplación de nuestra propia actividad. Aquel que nos escucha y nos pregunta con verdadero interés, nos proporciona un espejo “psíquico” de enorme, que nos permite “re-flexionar” sobre nuestras propias ideas, pautas de conducta, acciones, emociones, etc…. y al hacerlo, nos permite determinar y direccionar nuestros procesos de cambio, de modo libre y consciente, es decir, unir el proceso de cambio con nuestra voluntad de cambio, creando con ello propósito, motivación y compromiso en el mismo proceso.

    No existe una herramienta de transformación, si se la puede llamar así, más potente que la conversación. Al menos esa es mi experiencia desde hace ya más de 10 años.

    Espero que no te haya molestado demasiado este comentario “ultra-largo”, y espero que tengamos, en algún momento, la oportunidad de conocernos personalmente.

    Un cordial saludo.

    Me gusta

  5. Pingback: Zeldin y el papel de la conversación en el aprendizaje | Trabajo Colaborativo·

  6. Pingback: 3 COSAS QUE PUEDES “NO HACER” PARA MOTIVAR A TU EQUIPO – La Palanca del Éxito·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s