Los perturbadores de la armonía

Ya lo decíaThomas Jefferson en la Declaración de la Independencia en 1776:

“Tenemos las siguientes verdades por evidentes en sí mismas: todos los hombres son creados iguales; que su creador les ha otorgado derechos inherentes e inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad

Se refería en la misma declaración a los gobernantes de Gran Bretaña como los perturbadores de la armonía de Estados Unidos, los que impedían la búsqueda de la felicidad.

Finalmente en las organizaciones nos hemos dado cuenta de la importancia de la felicidad en el trabajo – o lo lícito de su búsqueda. La prueba está en el último congreso de AEDIPE que, bajo el lema: “Sean productivos:  proporcionen felicidad a sus empleados”, trató sobre la felicidad y su directa relación con la productividad y la captación del talento.

No es un concepto “Flower power” sino un requisito para obtener resultados y crecer como empresa.

Cada vez hay más ejemplos de empresas que se orientan hacia ese lema. Actualmente estoy realizando una consultoría en una empresa que está implantando un sistema de gestión de competencias, una de sus competencias clave es el buen humor, que consideran básica tanto para el trabajo en equipo como para la productividad, por poner un ejemplo de este tipo en nuestro entorno.

No entraré en el análisis del concepto de felicidad, que bastante complejo es en sí mismo, pero lo cierto es que la ilusión, la sonrisa, el buen humor, la implicación emocional, la motivación y la satisfacción profesional o sentir afecto y confianza son elementos que ayudan a conseguir un estado que se acerca a la felicidad. Pero el esfuerzo, el trabajo duro y la constancia hacia unos objetivos claros también.

Tampoco entraré en la importancia de tener trabajo para ser feliz en el trabajo, porque ese es otro foro, seguramente mucho más importante que éste.

Si ya es dificil ser feliz en los momentos de ocio ¿Cómo vamos a ser felices en el trabajo? ¿Cómo se puede ser feliz cuando el despertador suena a las 6:00 a.m., tienes un jefe que te atormenta, te cambian continuamente las prioridades y no te hablas con tus compañeros de trabajo porque en tu empresa impera la ley de la selva?  Algo me dice que no debe de ser tan fácil conseguir ese estado de felicidad en las empresas porque en cada organización habitan los perturbadores de la armonía organizacional. Cada empresa tiene los suyos, aunque algunos suelen ser comunes y están identificados.

Para ser felices en el trabajo, y por lo tanto productivos – no nos olvidemos-, necesitamos cierta armonía. Las organizaciones que funcionan son un conjunto de piezas engranadas de forma armónica. Sin ese equilibrio es difícil crecer y crear una cultura innovadora.

Losestudios de cultura innovadora y liderazgo transformador en parte miden el grado de felicidad en las empresas y detectanlos perturbadores de la armonía. Aunque en cada empresa son diferentes,  suelen coincidir algunos factores:

  1. El liderazgo tóxico
  2. Los factores estresantes en la organización del trabajo
  3. La resistencia al cambio
  4. El no reconocimiento del trabajo y resultados
  5. La falta de trabajo en equipo
  6. La excesiva jerarquía y falta de empowerment
  7. La escasa comunicación interna
  8. Culturas que no desarrollan a sus profesionales
  9. La inflexibilidad

…por enumerar algunos de estos factores.

Detecta los perturbadores de la armonía de tu empresa para convertirla en una empresa saludable, productiva e innovadora.


3 Respuestas a “Los perturbadores de la armonía

  1. Pingback: Tweets that mention Los perturbadores de la armonía « SERENDIPIA |Escuchando las oportunidades de cada día -- Topsy.com·

  2. Hola Alicia:

    Me ha parecido genial. Estoy totalmente de acuerdo en el planteamiento que haces. Cuando la gente es feliz y reina la armonía todo es más sencillo. Incluso en los momentos difíciles. AHora bien, para mi todo es bidireccional y si bien se habla de jefes tóxicos o lo que yo llamo “excluyentes” ese tipo de comportamiento se da también en algunos empleados que también son tóxicos o que intentan que los demás no sean felices. Creo en el desarrollo de las personas, en la flexibilidad, y es cierto lo que dices, ese tipo de personas dañan mucho a las organizaciones independientemente del nivel jerárquico que ocupen.
    Un saludo

    Me gusta

  3. Alicins,
    no sols és veritat tot el que dius sino que a més a més, els que t’estimem i tenim la sort de compartir amb tu alguns moments, podem comprovar cada vegada que et veiem, que practiques el que dius i fas que tot al teu voltant sigui “serendipia” pura!
    Moltes felicitats, ets una dona fantàstica!!!

    T’estim!

    Maria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s