Como mensajes en una botella

Historias reales

Compañeros de RRHH nos queda tanto por hacer!!!

Cuando veo situaciones reales como la que os voy a explicar, es cuando me doy cuenta de que todavía nos queda un largo camino por delante.

Imagínate que estás haciendo un zoom sobre Barcelona, desde el aire, imagínate que te acercas al 22@, allí en uno de los edificios , en la 4ª planta hay una empresa de servicios, de las conocidas, de las que intentan dar una imagen de empresa moderna, cool, fresca, orientada al servicio y orientada a las personas.

Sigues haciendo zoom, en la 6ª planta hay una ventana con luz en la que está “ella”.

“Ella” es una profesional que ha invertido en esa organización los 10 mejores años de su vida profesional, con ilusión, sin mirar el reloj a la hora de salir, de las que intenta coger pocas bajas .. y ahora está aislada, castigada, en una planta vacía, con una cámara de seguridad instalada especialmente para vigilarla, un servidor para controlar sus movimientos, aislada del resto de sus compañeros, con nula conversación, nula relación, realizando un trabajo sin contenido ni responsabilidad.

La Dirección general la ha castigado por solicitar una reducción de jornada (a la que tiene todo el derecho) tras su baja por maternidad, situación que evidentemente ha denunciado.

¿Hablamos de conciliación?

Desgraciadamente siguen existiendo historias de este tipo, rocambolescas, propias de otros siglos. No acabo de comprender como un Director General de una empresa de éxito, a quien se le supone inteligente y con cierta capacidad de liderazgo, de gestión de equipos y del talento de su empresa, quien debe saber a la perfección que el valor de su empresa son sus profesionales porque hablamos de una empresa cuyo valor añadido es el potencial intelectual de los trabajadores del conocimiento y su creatividad, no conozca (o no ponga en práctica) la primera regla de la motivación humana.

Si todos sabemos que el reconocimiento provoca efectos altamente motivadores y consigue implicación de las personas, que se transforma en mejores resultados para la organización; Si todos sabemos que ningunear y ridiculizar a un colaborador, produce un efecto contagioso en el resto de la organización, que piensan aquello de que cuando las barbas de tu vecino… ¿Por qué no se pone en práctica?

Estamos hablando de empresas conocidas, con personas formadas en dirección y gestión, a las que se les supone que les habrá llegado algunos de los artículos que hablan de la gestión efectiva de los equipos, de la motivación de las personas.

Delante de situaciones así me da la sensación de no haber avanzado nada. El mensaje que tejemos los profesionales de RRHH, proclamado a los 4 vientos, no llega a muchas empresas.

Los profesionales de sector, vivimos en una burbuja endogámica en la que nos vamos retroalimentando con nuestras propias teorías de RRHH y mensajes humanistas que no llegan a la calle ni  a las empresas reales. Nos dedicamos a escribir libros y dar conferencias con mensajes que no llegan a muchos de los que toman decisiones. Mensajes en una botella que solo algunos encuentran.

Lo realmente preocupante es que en plena era del dospuntocerismo facilitador de la comunicación, los mensajes no llegan a los centros de poder. La gestión de las personas en las organizaciones es algo demasiado importante como para que lo gestione un solo departamento. Los Directores Generales son los verdaderos Directores de RRHH y sin embargo muchos todavía no lo saben.

Algo está fallando, ¿Cómo pasamos a la acción?

9 Respuestas a “Como mensajes en una botella

  1. Esta analogía describe perfectamente el sentimiento que tenemos los que día a día trabajamos por cambiar esas mentalidades sobre los temas relacionados con la conciliación; lo que tenemos que hacer es unirnos, hablar fuerte, salir de los “circulos” y llegar a un mayor número de personas… usuarios finales de estas medidas que ayudarán desde la base a generar la necesidad de que las empresas “cambien su modus operandis” ; llegar a los estamentos políticos que tienen la posibilidad de impulsar medidas legislativas que promuevan ese cambio, pero sobre todo llegar a las “cúpulas” del sector empresarial, para que realmente vean los beneficios… Se trata de una nueva revolución, la revolución por la verdadera equidad y el equilibrio!. Me encantó… quisiera invitarle a unirse a nuestra causa, que es también la suya, nosotros desde las redes sociales estamos intentando convertirnos en la voz que impulse ese cambio de mentalidad. (Conciliación Real Ya).

  2. Pues sí, es un poco el pan de cada día…Publicaba hace unos minutos un post que titulaba Empresas sin alma. Las hay y muchas y como además, muchas de ellas, funcionan, pues los argumentos pierden fuerza y convicción, pero hay que seguir para adelante, eso siempre!
    Saludos

  3. Alicia, me ha encantado porque coincide con algo que estoy constatando y diciendo desde hace algún tiempo. ¿no será que todo lo que contamos los de RRHH son “milongas”? Justo las empresas que hacen lo contrario de lo que predicamos (las que “maltratan” al cliente y, por supuesto, maltratan al empleado) son las que tienen, al menos aparentemente, tienen éxito. A veces es desesperante y te hace dudar.

  4. yo no soy un experto en RR.HH. ni organización, ni motivación, pero me da la impresión de que las empresas os escuchan más qe nada como un medio de aumentar la productividad ergo el margen de beneficio. A fin de cuentas la empresa es una organización con ánimo de lucro en la que el trabajador no pasa de ser un factor. El mundo del que habláis necesita de un cambio no ya de filosofía, sino de algo más. Recuperar la empresa como punto de colaboración en el logro de objetivos cuyos beneficios y logros se comparten realmente, tanto en la gratitud moral como en la corresponsabilidad económica. Mañana si puedo dedico unas líneas en mi blog a explicar mejor esto.

  5. Vivimos en un país donde uno de los mayores problemas que tenemos es nuestra pirámide de población. El país envejece aceleradamente y no se producen suficientes nacimientos, todo ello, porque no tenemos una política que favorezca la natalidad, dado el escaso interés de nuestros políticos (y por lo tanto, de nuestra sociedad) por la conciliación de la vida familiar y laboral, donde la mujer es siempre la gran perjudicada.
    Una amiga mía que pidió una reducción de jornada por lactancia, fue puesta de patitas en la calle por tal osadía. Todos conocemos historias de este tipo.
    Nuestro problema radica en nuestra cultura, aún es demasiado machista. Cuando nació mi primer hijo, solicité una excedencia para su cuidado. Estuve 15 días de permiso, más un mes de excedencia, mis compañeros y jefes comentaban que por qué necesitaba tanto tiempo, que si era yo quien había dado a luz, no comprendían que estuviera como loco por acompañar a mi hijo y a mi mujer en esos momentos irrepetibles.
    Si no queremos que nuestro sistema se venga a bajo, es necesario que cambiemos de mentalidad y de políticas y favorezcamos la natalidad y hagamos más fácil la vida de los que deciden tener hijos y no al revés.

  6. Vamos caminando. Muy poquito a poco. Me siento orgulloso de trabajar en una organización en la que no se mira mal a una mujer (¡o un hombre!) por elegir la reducción de jornada para cuidar a sus hijos. Aunque, desgraciadamente, lo normal es lo que relatas.
    Step. BY. Step.

  7. Sería demasiado presuntusoso por mi parte pensar que el motivo por el cual no me he sentido condicionada durante mi embarazo ha sido por mi trabajo y dedicación. Una empresa no se crea para dar trabajo, se constituye para generar dinero. Por este motivo pienso que queda mucho por hacer y deshacer. Agradezco muchísimo el buen trato y facilidades que mi empresa me proporcinó y la felicito por su gestión.

    salammboexpereince.com

  8. Pingback: Participación sin fronteras » arabaonline·

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s